¿Cuáles son los 4 mejores supercarros para Estados Unidos?

Hablar de supercarros en Estados Unidos o en cualquier otro país trasciende la cuestión de la potencia, lujo, diseño y otras particularidades. Es un término que, de algún modo, reúne todo junto, incluido el hecho de brindar la máxima satisfacción en todo tipo de terrenos y contextos.

Así como al decir grandes vehículos se trasciende la cuestión del tamaño, más allá del propio adjetivo, con los supercarros sucede algo similar. Cabe destacar que los 5 más destacados pertenecen a marcas de renombre tanto en Norteamérica como en distintos países. Y son los siguientes:

  1. Porsche Macan

Con una mezcla perfecta de rendimiento y elegancia, el Porsche Macan se erige como un ícono de la categoría SUV de lujo. Heredero del linaje de la firma de Stuttgart, ofrece una experiencia de conducción que combina potencia, agilidad y confort en cada kilómetro recorrido. Su diseño, basado en el Audi Q5, es sinónimo de sofisticación, con líneas aerodinámicas que hasta sugieren movimiento cuando está en reposo.

Bajo el capó, el Macan o simplemente el supercarro más importante de Porsche alberga una gama de motores que van desde el robusto hasta el puramente emocional. Desde la versión de 300 kW (418 CV) hasta la entrega de 470 kW (639 CV) en el Macan Turbo, cada modelo promete una experiencia de conducción única. 

Asimismo, el precio inicial es de 86200 dólares para la versión base y 119 mil para el Macan Turbo. Puede definirse como un SUV de alta gama ideal para quienes buscan lo mejor en desempeño y exclusividad. También, claro está, como uno de los supercarros más destacados en USA.

  1. Genesis G80

Irradia un aura de elegancia y refinamiento, al mismo tiempo que captura la esencia del lujo contemporáneo en cada detalle. A pesar de no ser un SUV, este sedán de gran tamaño impresiona por su imponente presencia en la carretera y por su capacidad para combinar un diseño distintivo con un rendimiento excepcional.

Con una arquitectura versátil que permite adaptarse a diversas configuraciones, incluida una variante completamente eléctrica, el G80 se destaca como una opción versátil en el competitivo segmento de automóviles de lujo. Sus dimensiones, con una longitud de 4,99 metros, brindan un amplio espacio interior. A su vez, el diseño exterior refleja una estética moderna y atemporal.

En cuanto a rendimiento, el supercarro del fabricante coreano ofrece una gama de opciones de motorización. Entre ellas, el muy eficiente bloque diésel turboalimentado y el de gasolina V6 con turbo.

  1. Cadillac XT5

No es el supercarro más reciente y, de hecho, conserva la esencia original de hace casi ocho años. Sin embargo, compite en lo más alto del mundo de los SUV de lujo, ya que se distingue como ningún otro por su combinación de estilo, rendimiento y comodidad en igual medida. Exhibe un diseño elegante y aerodinámico que llama la atención en la carretera y encarna la sofisticación característica de la marca norteamericana.

Cabe destacar que el XT5 está equipado con un motor V6 de 3.6 litros que genera 310 CV y 350 Nm de par motor y sistema de transmisión automático de 9 velocidades. Está disponible en dos versiones: Luxury y Sport. Algunos de sus accesorios de lujo y alta tecnología son los siguientes:

  • Sistema Start/Stop
  • sistema de sonido envolvente Bose® de 14 bocinas
  • 7 airbags
  • Volante calefactable
  • Display de instrumentos que se refleja en el parabrisas multicolor reconfigurable
  • Asistente de frenado frontal
  • Asistente de estacionamiento en todas las direcciones
  1. Dodge Challenger

El simple hecho de ser el principal rival del Ford Mustang y del Chevrolet Camaro te hará evidenciar su etiqueta de supercarro. Con una historia que abarca más de medio siglo, se ha proclamado como un ícono del automovilismo estadounidense, representando la potencia y la nostalgia de la era de los muscle cars. 

Desde su debut en 1970 hasta su última generación en 2023, este deportivo de dos puertas ha cautivado a entusiastas de la velocidad en todo el mundo. Es decir, ha trascendido fronteras como pocos. A lo largo de los años, ha evolucionado constantemente para adaptarse a las demandas del mercado y las tendencias de diseño.

Sin embargo, el espíritu indomable y el distintivo estilo retro del modelo han permanecido intactos. De esta manera, hace honor a su legado como uno de los muscle cars más emblemáticos de todos los tiempos. Asimismo, se ha ofrecido potencias que van desde los modestos 127 CV hasta los impresionantes 431 CV, con un par motor que oscila entre 244 y 664 Nm.

Cabe destacar que el Dodge Challenger actual acelera de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos y alcanza una velocidad máxima superior a 300 km/h. Mucho más que un muscle car. Uno de los mejores supercarros de la historia.