Toyota inaugura un centro de hidrógeno en Estados Unidos

Toyota está marcando el rumbo hacia el futuro y acelera el desarrollo de la tecnología de celdas de combustible. Por eso, pone en marcha una nueva sede responsable de investigación, desarrollo y comercialización en los Estados Unidos, uno de los países más importantes tanto de la actualidad como del futuro para ofrecer autos a hidrógeno a gran escala.

El centro de investigación y desarrollo de Toyota Motor North America (TMNA) en California se convertirá ahora en la Sede Norteamericana del Hidrógeno (H2HQ). Con este paso, el grupo de movilidad está respaldando su compromiso con la tecnología de celdas de combustible y los productos y tecnologías basados en el hidrógeno que allanan el camino hacia una sociedad y economía más sostenibles.

Estrategia de hidrógeno: H2 en pleno enfoque

En las oficinas recientemente modernizadas del campus de H2HQ se está avanzando en la investigación y desarrollo. También en la comercialización y ventas de productos y tecnologías relacionadas con este combustible, el cual parece lejano, pero ya cuenta, al menos por parte del fabricante japonés, con pruebas y desarrollos que demuestran que es posible e incluso superior a otras alternativas como la electricidad.

Como si fuese poco, la empresa planea construir un centro de capacitación para clientes y una microred flexible que apoye la transición energética con almacenamiento de baterías, generadores y generación de energía verde. Además de un sistema fotovoltaico de 230 kW, se busca en el lugar un generador estacionario de celdas de combustible PEM de 1 MW, una de óxido sólido (SOFC) de 325 kW y una instalación de almacenamiento de baterías de 500 kWh.

Toyota Verde: ¿Cómo la compañía está marcando el futuro?

El H2HQ es parte de una reestructuración integral. Con la llamada fábrica de hidrógeno, Toyota Motor Corporation creó en 2023 un nuevo departamento en Japón para agrupar todo el trabajo vinculado con el hidrógeno en un solo lugar. De esta manera, se facilita el desarrollo y producción orientados al cliente de todo lo que contenga celdas de combustible o hidrógeno.

Cabe destacar que la estrategia de Toyota se resume en dos pasos: por un lado, fabricar mayor cantidad de unidades con este tipo de combustible. Por otro, lograr que estén rápidamente al alcance para atender las futuras altas demandas. También, claro está, ser pionera en esta materia y poder liderar el mundo de la movilidad en el mediano y largo plazo.

En este sentido, no es casualidad que Japón y Estados Unidos sean los países donde Toyota más está trabajando y priorizando. El primero es donde la compañía se originó y mantiene al día de hoy una interesante performance de ventas y éxito con diferentes modelos. En cambio, el segundo también es responsable de su reputación a nivel mundial y es uno de los mercados de autos más importantes.

¿Cuáles son los planes para Europa?

En línea con lo descrito, desde Toyota no se conforman con hacer crecer los vehículos amigables con el medioambiente en Norteamérica y en Asia. Por ello está previsto también una fábrica de hidrógeno para Europa que permita impulsar el negocio y promover la difusión de ecosistemas e infraestructura.

Asimismo, el nuevo H2HQ promoverá aún más las iniciativas de hidrógeno en el mercado norteamericano, en paralelo a la estrategia global de la empresa. Esto incluye, entre otras cosas, tecnología de celdas de combustible para vehículos comerciales ligeros y pesados, para generación de energía estacionaria y para aplicaciones portuarias.

Presente y futuro, lo más destacado de H2HQ

La instalación de investigación y desarrollo de California ya sorprende por todo lo que contiene:

  • El mayor dinamómetro de la marca (1.2 MW)
  • Un banco de pruebas escalable para aplicaciones estacionarias
  • Una estación de llenado de hidrógeno que suministra combustible tanto a vehículos ligeros como pesados

A su vez, se sumaría en los próximos meses un centro de educación sostenible. Allí se aprenderá más sobre la visión de sostenibilidad de la empresa y el papel que desempeña este tipo de combustible.

«California ha establecido objetivos ambiciosos para lograr aire limpio, neutralidad de carbono y una economía vibrante”, sostiene Liane Randolph, Presidenta de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB), quien también asegura:  «La inversión de Toyota y la expansión asociada de la investigación y desarrollo en tecnología de celdas de combustible basadas en hidrógeno en nuestro estado es un ejemplo de innovación que acelerará el desarrollo e implementación de opciones de transporte sin emisiones”.