Se vienen los autos voladores: qué marca los fabricará, dónde y desde cuándo

Si lo creías una utopía, tienes que saber que será realidad. La compañía aeroespacial estadounidense Boeing anunció su incursión en el mercado de los autos voladores. En asociación con su subsidiaria Wisk Aero, está liderando la revolución en movilidad urbana con su innovador enfoque en taxis aéreos autónomos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL).

Este paso sin precedentes marca un hito en la evolución de la industria aeroespacial. Además, refleja el compromiso de Boeing con la creación de soluciones de transporte que aborden los desafíos de congestión en las ciudades asiáticas y promuevan un futuro más limpio y eficiente. 

Todo lo que debes saber sobre los autos voladores de Boejing

El corazón de esta visión futurista radica en la tecnología autónoma adoptada por Wisk Aero, una decisión estratégica que distingue a esta compañía norteamericana en el competitivo mercado de los eVTOL. A medida que trabaja para obtener la certificación necesaria en Estados Unidos, su enfoque inicial está en asegurar la aprobación regulatoria antes de expandirse en el mercado asiático.

Para respaldar esta visión, Boeing ha realizado inversiones significativas como destinar hasta 450 millones de dólares en Wisk Aero. Uno de los objetivos -cabe aclarar- es subrayar su determinación para liderar en la fabricación y diseño de aeronaves sostenibles. La idea es continuar avanzando para empezar a venderlo en Asia para 2030.

Concretamente, Japón se transformó en un epicentro crucial para esta revolución en movilidad. De hecho, Boeing ya estableció una base de investigación y desarrollo en Nagoya. Esto último aprovechando la proximidad a proveedores clave y la disponibilidad de talento, especialmente a través de colaboraciones con instituciones académicas locales como la Universidad de esta región, la cuarta más grande del país.

Detalles clave que posibilitan el futuro éxito

A pesar de la competencia de startups locales y compañías internacionales que buscan penetrar en el mercado de taxis aéreos, cuyo nombre será SkySprinters, Boeing se distingue por su enfoque en los eVTOL autónomos. Junto con su estrategia integral para integrarse en la infraestructura urbana asiática tiene todo listo para incursionar en autos voladores y revolucionar como nunca el mundo de la movilidad.

De todos modos, el proyecto de los autos voladores es aún prematuro. La fase actual de desarrollo implica una serie de innovaciones que abarcan desde el diseño digital de aeronaves hasta el uso de combustibles sostenibles. También la investigación en tecnologías avanzadas como celdas de combustible de hidrógeno y materiales compuestos. La reducción del impacto ambiental y promover la eficiencia en la producción están incluidos en la ambiciosa iniciativa.

Will Shaffer, presidente de Boeing en Japón, expresó: “El acceso al talento representa otra gran oportunidad en esta región (Nagoya) y por eso hemos colaborado con la Universidad. Queremos encontrar y acceder a talento muy bueno”.