2 coches históricos de Ford regresan: ¿Cuáles, cómo y a partir de cuándo?

Ford permanece desde hace décadas en el corazón de la industria automotriz y su legado continúa siendo una fuente de inspiración y emoción para los entusiastas en todo el mundo. En el marco de una movida ideal para los amantes de los coches clásicos, Boreham Motorworks firmó un acuerdo con Ford Motor Company para traer de vuelta dos de sus modelos más icónicos: el RS200 y el MK1 Escort.

Ford RS200 y MK1 Escort, los dos coches emblemáticos de Ford

Así, Boreham Motorworks, una división de DRVN Automotive Group, producirá en serie versiones remasterizadas de estos legendarios vehículos. La colaboración, a su vez, tiene como objetivo revivir algunos de los modelos más emblemáticos de la firma estadounidense para proporcionar a los conductores de hoy una experiencia de manejo sin igual con diseños fieles al original pero con tecnología y construcción moderna.

Ford RS200, el primer regreso

El Ford RS200 es el primero de los dos coches icónicos en regresar, justo en el 40° aniversario de su lanzamiento original. Se fabricó inicialmente para competir en el Campeonato Mundial de Rally en 1984, pero luego quedó en la memoria de los aficionados por su avanzado sistema de tracción a las cuatro ruedas, motor central y carrocería compuesta ligera.

Boreham Motorworks se encargará de una reconstrucción completa desde cero, para asegurarse que cada detalle esté a la altura del legado del Grupo B. Lo más destacado será su adaptación total para ser legal en carretera. Así, los fans del rally apreciarán un coche que no solo honra el diseño original, sino que además incorpora todas las ventajas de la tecnología automotriz moderna para el máximo rendimiento.

Ford RS200

Ford MK1 Escort, la leyenda

El segundo modelo que verá la luz bajo este acuerdo será el MK1 Escort, el cual surgió por primera vez a finales de los ‘60 y se convirtió rápidamente en un favorito en los deportes de motor gracias a su diseño liviano y su avanzada configuración de suspensión, entre otras cualidades. 

Resumido en pocas palabras, el MK1 Escort no solo ganó en las pistas de carreras, sino que además se convirtió en un ícono cultural. Así, su continuación será presentada al público a finales de este año, y se espera que mantenga la autenticidad de la estructura original, con planos precisos y números VIN de continuación. Es lo que garantizará que cada unidad sea una auténtica pieza de colección para los aficionados.

Ford MK1

¿Qué se puede esperar de cara al futuro?

Además de estos dos modelos iniciales, el acuerdo entre Ford y Boreham Motorworks contempla la producción de al menos otros cinco vehículos icónicos. Cada uno recibirá la misma atención al detalle y respeto por su historia. 

Cabe recordar que el objetivo principal es mantener viva la rica herencia de Ford y adaptada al siglo XXI. No está 100% confirmadas cuáles serán los próximos, pero sí que el MK1 y RS200 son el principio de una idea muy prometedora por parte de ambas compañías.