Una histórica y de colección: apareció una Ford F-100 y su estado te sorprenderá

En el vasto panorama de la industria automotriz, pocas marcas han logrado incrustarse en el tejido cultural de una nación como lo ha hecho Ford con su emblemática F-100. Representante fiel del espíritu de trabajo duro y durabilidad, esta legendaria pick up ha sido testigo de épocas, acompañando a generaciones enteras en sus jornadas laborales y aventuras campestres. Por este motivo, encontrar una pérdida, sin dueño y hasta abandonada nunca pasa inadvertido.

En un reciente hallazgo en el universo virtual de las ventas, específicamente en el recodo digital de Facebook Marketplace, emerge una pieza que despierta el interés de coleccionistas y amantes de la nostalgia automotriz: una Ford F-100 de hace 30 años, con apenas 35393 kilómetros y un estado tanto externo como interno que sorprende a cualquiera que la observe. Sin dudas, una joya que, además, desafía el paso del tiempo.

Características de la Ford F-100 hallada y todo lo que representa

Más allá de los datos escasos que suelen acompañar este tipo de descubrimientos, la esencia de esta F-100 se revela en su integridad. Con meticuloso cuidado y sin desviarse de su configuración original, exhibe cada uno de sus componentes en un estado que roza la perfección. Aunque un ojo inexperto podría evidenciar la sustitución del caño de escape, la esencia y la autenticidad de este mítico vehículo permanecen intactas.

Si bien esta generación podría no ocupar el primer lugar en la lista de deseos de coleccionistas, su valor como pieza de museo no puede ser subestimado. Es un testimonio vivo de una era pasada, cuando las camionetas eran sinónimo de resistencia y simplicidad mecánica. Se trata, además, de uno de los modelos de este tipo más importantes, principalmente por su trayectoria y la cantidad de unidades que se comercializaron en los ‘90.

Así, adentrarse en su interior es dar un paso atrás en el tiempo. Más precisamente, hacia una época en la que la comodidad se medía de manera diferente. A pesar de pertenecer a un periodo en la que los lujos eran menos habituales (al menos no era lo que más se priorizaba), la F-100 ofrece un refugio funcional, con materiales diseñados para resistir el desgaste más severo.

Motor y caja, también intactas

Bajo el capó de esta Ford F-100 late el corazón fiel de la marca y que tan buenos recuerdos trae: un motor de seis cilindros en línea, heredado del venerable Falcon. Con una potencia modesta, pero adecuada para su propósito (3.6 lts de 130 CV), se combina con una transmisión manual de cinco velocidades. De esta forma, mantiene viva la experiencia de conducción pura y sin adulterar.

Sí, así como lo lees. Apenas 130 CV para una cilindrada de 3600 cm3. El primero se corresponde con un 1.6 de la actualidad. Por ejemplo, el 1.8 que Toyota utilizó para el Corolla desarrolla 140. De todos modos, en aquel entonces era más que aceptable, y más aún considerando que una pick up no estaba pensada para apreciar altas prestaciones. Además, nunca te iba a decepcionar.

¿A cuánto se ofrece?

El precio de esta F-100 es de 21000 dólares, según la última actualización. A primera vista, puede parecer elevado. No obstante, la simple aclaración de que es una joya muy codiciada y que conserva un estado muy bueno (su pintura incluso parece original) atrae a decenas de personas.


En un mundo donde la tecnología avanza a pasos agigantados, descubrir una pieza como esta Ford F-100 es un recordatorio de la belleza y la simplicidad del pasado automotriz. Pero, como siempre, al navegar por las aguas del mercado de segunda mano se recomienda precaución y diligencia para evitar posibles estafas.