¿El secreto para una la pick up eterna? El accesorio ideal que no puede faltar

Cuando de mantener tu pick up en perfectas condiciones se trata, existe un accesorio que no puede faltar: el bedliner. Este elemento, aunque a menudo parece apenas un detalle, puede ser el héroe anónimo que garantice la longevidad de tu camioneta.

La caja de carga de una pick up es el área más propensa a sufrir daños. Ya sea por transportar herramientas pesadas, materiales de construcción o cualquier otro tipo, la superficie puede rayarse, abollarse, corroerse o sufrir derrames. Aquí es donde entra en juego el bedliner, un revestimiento protector que actúa como una armadura para tu camioneta.

Cómo es un Bedliner para pick up

¿Qué es un bedliner y qué beneficios proporciona a la pick up?

Un bedliner está fabricado con diversos materiales como plástico, poliuretano o incluso metal. Su misión principal es proteger la caja de carga de cualquier tipo de daño con el fin de conservarla en óptimas condiciones durante mucho más tiempo.

Además de ser la parte más visible, llamativa y hasta la que le otorga la esencia a la pick up, la caja es imprescindible. En otras palabras, sin ella solo podrías trasladar unos objetos pequeños en el interior de la cabina. Su presencia, como así también su buen estado, da lugar a múltiples funcionalidades para distintos sectores.

Tipos de Bedliner y aspectos clave

¿Cuántos tipos de Bedliners hay?

Según las características, ventajas, desventajas y utilidades, existen dos tipos principales de bedliners:

Tipo Spray In

Se aplica directamente sobre la superficie de la caja de carga. Hay diferentes formulaciones y métodos de aplicación, como alta o baja presión, aromáticos o alifáticos, poliurea o poliuretano, y bases híbridas y solventes. 

Cabe destacar que la principal ventaja del bedliner Tipo Stray In es que brinda una protección completa y uniforme. Así, evita la filtración de agua y de otros elementos debajo del revestimiento.

Tipo Drop-In

Es una pieza moldeada que se coloca en la caja y se muestra más resistente y simple de instalar, pero debe adaptarse específicamente al modelo y tamaño de tu camioneta. Aunque es más económico, puede padecer problemas como el atrapamiento de agua y la posibilidad de deformación y agrietamiento con el tiempo.

Costos y factores a considerar

El costo de un bedliner varía significativamente dependiendo del tipo que elijas y el modelo de tu pick up. Por ejemplo, los de tipo drop-in para una Ford F-150 cuestan entre $11283 MXN y 47967 dólares, según los valores en Amazon. Por otro lado, uno en aerosol oscila entre 600 y 700.

Instalación de bedliner

Si bien la diferencia en los costos es significativa, al elegir un tipo de bedliner tienes que considerar estos cuatro factores:

  • Protección: los de aerosol suelen ofrecer una protección más completa y duradera, ya que se adhieren directamente a la caja de la camioneta
  • Estética: si te importa la apariencia de tu pick up, entonces los de aerosol son más recomendables, ya que poseen un acabado más uniforme y atractivo
  • Costo: los de tipo drop-in son más asequibles inicialmente, pero los de aerosol duran más tiempo. Es decir, resultan más rentables a mediano y largo plazo
  • Instalación: los drop-in son fáciles de instalar y reemplazar, mientras que los otros requieren de intervención profesional
  • Uso del vehículo: si utilizas tu camioneta para trabajos pesados, un bedliner en aerosol es mejor por su resistencia al desgaste. En cambio, para algo más ligero, uno de tipo drop-in es suficiente