Un histórico de Honda deja de venderse: Por qué y quién lo sustituirá

El emocionante debut del Honda e en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019 prometió una revolución en la movilidad urbana europea. Sin embargo, el cuento de hadas de este encantador eléctrico está llegando a un triste final. ¿Por qué? Porque el primer coche eléctrico de producción en serie de esta marca en Europa se retirará de los concesionarios españoles.

Desde su lanzamiento, el Honda e ha luchado contra vientos adversos, principalmente debido a su precio elevado y a unas prestaciones que no lograron convencer al público. Con un costo inicial cercano a los 40000 euros y una autonomía limitada de poco más de 200 kilómetros, según el ciclo WLTP, se encontraba en desventaja frente a otros competidores del mercado de los eléctricos.

Una trayectoria por debajo de las expectativas

Las cifras de ventas del pequeño modelo de la firma japonesa narran una historia desalentadora. En su mejor año, apenas logró alcanzar las 100 unidades matriculadas en España, y, a partir de ahí, su desempeño ha ido en declive. Por ejemplo, en 2023, sólo se vendieron 35 unidades, lo que representó una disminución del 18.60% respecto al año anterior. En cambio, el MINI Cooper SE, su principal competidor, registró 1294. Es decir, una diferencia notable.

De esta manera, el modelo generaba pérdidas en todo sentido. Además de que su producción carecía de sentido, el nivel de aceptación por parte del público fue bajo. Asimismo, para la compañía resultaba inútil continuar con su promoción y masificación por diferentes regiones. De hecho, en el periodo enero-marzo de 2024 hubo solo 15 ventas.

¿Habrá sucesor del Honda e?

Desde la compañía aún no confirman si habrá, o no, un nuevo hatch que sustituya al e. Hasta el momento, todo parece indicar que no, al menos en lo que resta de 2024. Sí está enfocando los esfuerzos en el desarrollo de SUVs, como el e:Ny1, el cual establecerá el inicio de una nueva era de vehículos eléctricos de última generación en Europa.

De todos modos, hay una pequeña esperanza para Honda, ya que el e representa uno de los tipos de vehículos más adecuados para la propulsión eléctrica. Esto se debe a sus escasas dimensiones, sobre todo para realizar trayectos cortos, algo más que frecuente en España y otras ciudades del viejo continente.

En un contexto en el que se buscan diversas soluciones sostenibles al mundo de la movilidad, Honda parece haber acertado con más de una opción, pero no con el e.