¿Combustión por siempre? la cifra que desembolsará Volkswagen para conservar sus motores

En un momento de replanteo total sobre los vehículos eléctricos y cómo llevar a cabo diversas estrategias, Volkswagen utilizará dinero destinado a la electrificación para mantener competitivos sus motores de combustión. Por un lado, la masificación de la familia ID. Por otro, el máximo aprovechamiento de los modelos tradicionales y aún exitosos.

Volkswagen y su millonaria cifra para mejorar los motores a combustión

Una vez decidido a destronar a Tesla como el principal fabricante de vehículos eléctricos, la firma alemana está retrocediendo en sus ambiciones de lo sostenible. Esto se debe fundamentalmente a que la demanda del público obliga a un cambio de planes.

¿Cuánto abonará Volkswagen por sus motores térmicos?

Los ejecutivos de Volkswagen confirmaron que la marca desembolsará 193.5 millones de dólares por sus propulsores térmicos o a combustión. Así, el objetivo es optimizarlos para conseguir prestaciones superiores y, por sobre todas las cosas, menos emisiones.

Hablando en un reciente evento de Reuters en Munich, Alemania, el CFO y COO del Grupo Volkswagen, Arno Antlitz, anunció que dicha cantidad de dinero se destinará también para esfuerzos de electrificación y digitalización.

Volkswagen ID.7, uno de los eléctricos más deportivos

Asimismo, se sabe que, a excepción de algunos mercados europeos, no hay fecha (tampoco año) de prohibición de los motores de combustión interna en el mundo. A su vez, estos continúan liderando los diferentes rankings de vehículos (SUV, deportivos, sedanes, etc.) En consecuencia, para la compañía alemana los 193.5 millones implican una inversión.

«El futuro es eléctrico, pero el pasado no ha terminado», comentó Antlitz para resumir el contexto actual. Como si fuera poco, se evalúan otras alternativas amigables con el medioambiente como el hidrógeno, lo que lleva a pensar que la electricidad no es futuro al 100%.

¿Qué coches de Volkswagen mantendrán la mecánica tradicional?

La amplia gama de Volkswagen incluye desde hatch económicos como el Polo hasta el Passat Variant, pasando por SUV urbanos, compactos, medianos, todoterrenos y pick ups, entre otras. Se desconoce por el momento cuáles son los coches que continuarán con propulsores a gasolina, aunque el contexto lo pone en evidencia.

Cabe destacar que el caso de esta compañía es particular. ¿Por qué? Porque, a diferencia de muchas otras, en lugar de modernizar su flota para electrificarla, lanza modelos 100% nuevos que hasta conviven con los actuales, más allá de que, por ejemplo, el ID.2 retirará definitivamente al Polo más adelante.

Luego, no dista mucho de lo que sucede en el mercado en general. Todos los vehículos pertenecientes al segmento B o más pequeño (incluyendo los SUV) conservan las mecánicas a combustión, más allá de haberse reducido los cilindrajes para complementarse con turbo. En cambio, los más grandes sí van masificando las híbridas y eléctricas.

Volkswagen con autos a combustión, híbridos y eléctricos

Otras marcas que seguirán el mismo camino

Volkswagen no es la única marca que ha llegado a esta conclusión en los últimos meses. Mercedes-Benz también ha tenido que replantearse sus esfuerzos de electrificación y ya no será completamente eléctrica para 2030, siempre y cuando los mercados lo permitan. En su lugar, ofrecerá una mezcla de híbridos e híbridos enchufables (PHEV) para ampliar su atractivo.

Por su parte, General Motors tenía ambiciosos objetivos respecto a autos eléctricos, pero debió ajustarlos para adaptarse a las necesidades del público. Como resultado, está desarrollando híbridos enchufables para satisfacer la demanda, con los primeros PHEV previstos para 2027. 

A su vez, Land Rover y Kia también han realizado ajustes similares en sus hojas de ruta en este aspecto. A pesar de este cambio en la estrategia, la alemana con sede en Wolfsburgo no deja de lado su familia ID, la cual crece cada año y consolida a Volkswagen como una de las más avanzadas en esta materia. De hecho, el ID.Buzz llegó para hacer del 2024 un año distinto.