Los 8 sistemas electrónicos que serán obligatorios en los autos: cuándo y dónde

En el siempre cambiante panorama de la tecnología automotriz, julio será un momento crucial para los vehículos pertenecientes a la Unión Europea. Esto se debe a que se implementarán nuevas regulaciones exigen la integración de una serie de sistemas electrónicos destinados a mejorar la seguridad vial, conocidos colectivamente como Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS).

Si bien el acrónimo ADAS se ha vuelto común en el mundo de los autos a lo largo de los años, su adopción generalizada en los autos próximos a lanzarse representa un cambio monumental hacia carreteras más seguras. Representan concretamente una fusión de tecnología de vanguardia y medidas regulatorias, a tal punto de que prometen hasta redefinir la experiencia de conducción.

Asimismo, los 8 sistemas de seguridad que pasarán a ser obligatorios en la Unión Europea en poco más de dos meses se encuentran consagrados en el Reglamento de la UR 2019/2144. Este se promulgó en julio de 2022 y dos años más tarde entrará en vigencia con un único objetivo: reducir las muertes y lesiones graves en las carreteras.

¿Cuáles son los 8 sistemas electrónicos que serán obligatorios en la Unión Europea?

Aunque no se perciben a simple vista, marcan y mucho la diferencia al momento de los impactos e incluso cuando surgen ciertos imprevistos. Y su consecuencia es más que positiva. Son estos 8 accesorios electrónicos:

Detector de Fatiga y Somnolencia (DFS)

Consta de un sistema que vigila la fatiga y el sueño del conductor, a quien alerta al detectar signos de disminución de la concentración. Ya sea a través de indicadores en el tablero, vibraciones en el volante o mensajes de texto, lo insta a descansar hasta que esté en condiciones de reanudar la conducción.

Asistente de Velocidad Inteligente (AVI)

Esta tecnología garantiza el cumplimiento de los límites de velocidad en todo momento. Y no solo eso. La justa automáticamente para que coincida con los límites indicados en la carretera.

Alerta de Tráfico Cruzado Trasero (ATC)

Empleando sensores sofisticados, este sistema monitorea el tráfico cruzado trasero al retroceder y emite advertencias al detectar vehículos, peatones o ciclistas que se aproximan para prevenir colisiones. En caso de inacción por parte del conductor, hasta puede aplicar frenos de forma autónoma para evitar accidentes.

Alerta de Abandono de Carril (AAC)

Se encuentra diseñado para evitar salidas de carril no deseadas. Considerado un guardián electrónico, alerta al conductor cuando se desvía del carril sin señalizar con el fin de impedir situaciones potencialmente peligrosas en autopistas.

Asistencia de Frenado de Emergencia (AFE)

Al detectar una desaceleración repentina del vehículo de adelante, interviene para prevenir o mitigar colisiones frontales. Lo hace a través de advertencias o el parpadeo rápido de las luces de freno.

Interbloqueo de Arranque con Alcoholímetro

En un intento por abordar los accidentes relacionados con el alcohol, todos los vehículos nuevos contarán con un sistema de interbloqueo de alcohol. Se trata de un dispositivo que mide el contenido de alcohol en sangre del conductor a través del análisis de aliento, y evita que el vehículo arranque si se excede el límite. Asimismo, su uso obligatorio variará entre los estados miembros de la UE.

Recordatorio de Cinturón de Seguridad para Todos los Asientos

Un indiscutible defensor implacable de la seguridad. Emite alertas audibles si los ocupantes no se abrochan el cinturón dentro de un tiempo designado o superan un cierto umbral de velocidad. De esta forma, asegura el cumplimiento de las regulaciones de cinturones de seguridad.

Registrador de Datos de Eventos (RDE)

Es similar a las cajas negras encontradas en aeronaves. Captura parámetros vitales del vehículo antes, durante y después de los accidentes. Se halla debajo del asiento del conductor y se encarga de registrar datos esenciales como velocidad, revoluciones, fuerza de impacto, patrones de frenado y movimientos de dirección. Así, ayuda en el análisis posterior al accidente y ahorra tiempo, dado que desentraña las complejidades que rodean la dinámica de las colisiones.

Una vez más, estos sistemas de seguridad de ADAS no se perciben en una imagen, video o incluso observando el vehículo a simple vista. Sin embargo, desempeñan un rol protagónico en el día a día y en la vida tanto de los conductores como de los pasajeros. 

En este sentido, desde Bruselas estiman que la obligatoriedad de los sistemas ADAS evitarán más de 25000 víctimas mortales y, al menos, 140 mil heridos graves desde julio de 2024 hasta el mismo mes de 2038. El tiempo exhibirá los resultados, pero, si se tiene en cuenta lo ocurrido con el ABS, control de estabilidad y control de tracción (los primeros en ser obligatorios incluso en los autos más económicos) las expectativas son muy altas.