El Volkswagen más lujoso se despide para siempre y este será su reemplazante

Cada despedida marca el cierre de un capítulo y el comienzo de otro. Y así, con un sentimiento agridulce, llega el momento de decir adiós al sedán más grande y lujo de Volkswagen. En realidad, una berlina que, aunque no arribó a todos los mercados ni tampoco adquirió tanta notoriedad, implicó un antes y un después para la compañía.

De esta manera, el Volkswagen Arteon se despide, pero a lo grande. ¿Por qué? Por un lado, por lo que significó y, por otro, porque no lo hace como consecuencia de malas performances de ventas, inconvenientes severos o imprevistos. La masificación de la familia ID de la firma alemana es la explicación. Y precisamente uno de estos modelos será quien tendrá la difícil tarea de sustituirlo.

Arteón, mucho más que un sedán grande

El Volkswagen Arteon representaba lo más avanzado y sofisticado que podía tener un vehículo, al menos en 2017, año en que se lanzó. A esto se sumaba el hecho de pertenecer al segmento más grande, el E, aunque algunos lo consideraban un D un tanto más amplio. Lo cierto es que se define en pocas palabras como el sedán que se posicionaba un escalón arriba de otro histórico: el Passat.

Desde su lanzamiento, el Arteón destacó por su diseño pasional, el cual desafiaba los estándares establecidos con una estética audaz y elegante. Su silueta imponente y sus líneas fluidas conquistaron miradas en cada carretera por la que transitaba.

Pero más allá de su apariencia exterior, el buque insignia de la firma de Wolfsburgo ofrecía una experiencia de conducción excepcional. Con una calidad insuperable y una atención al detalle que se percibe al día de hoy en cada rincón del habitáculo, era uno de los mejores exponentes en términos de calidad y diseño interior.

De todos modos, los datos tanto positivos como negativos no se pueden discutir. Y hay uno que es principalmente el que explica por qué el Arteon se despide: en seis años se vendieron apenas 110 mil unidades, una cifra que está lejos de ser la peor, pero también de haber cumplido con las expectativas.

¿Cuál será el reemplazante del Volkswagen Arteon y desde cuándo?

El reemplazante del Volkswagen Arteon ya está actualmente en los concesionarios y es el ID.7, el cual lleva consigo el legado de innovación y vanguardia que caracterizó al primero. Con su formato berlina y su enfoque en la eficiencia energética, tiene todo para ser el referente del futuro de la movilidad.

En lo que a la motorización respecta, es difícil comparar uno con otro. ¿Por qué? Básicamente, por el hecho de que el presentado hace siete años contaba con tres opciones convencionales, de 1.5 TSI,  2.0 TSI y 2.0 TDI. En cambio, el segundo se ofrece únicamente eléctrico. Igualmente, reúnen una cualidad en común: ser el más potente de la marca.

Cabe destacar que el Volkswagen ID.7, disponible en dos versiones: tourer y sedán. El primero desarrolla un total de 340 CV, mientras que el segundo 286. Todo un hito teniendo en cuenta el gran desafío a nivel mundial por contar con los vehículos más potentes, sostenibles y con la mayor autonomía.