Ford va por un nuevo SUV que redefinirá su segmento: ¿Cómo es y qué ofrece?

Ford anunció que su segundo modelo eléctrico producido en su renovada planta de Colonia en Alemania será revelado el 10 de julio. Con una silueta de cupé busca revivir la marca Capri, una de las más míticas de Europa, pero para Estados Unidos.

Ford Capri, el nuevo SUV

La planta de Colonia ya está produciendo el Explorer EV, el cual es muy diferente al que se vende en Norteamérica. De hecho, la parte de ensamblaje fue reacondicionada para fabricar vehículos eléctricos para el viejo continente. Así, se espera que el renacimiento del Capri se sitúe en la misma plataforma que el SUV sostenible y constituya un tercio de la capacidad de producción.

La colaboración con Volkswagen, la llave para el nuevo SUV de Ford

Aunque no ha confirmado el nombre Capri para su próximo SUV coupé eléctrico, la compañía estadounidense lo describe como un crossover deportivo. Si se concreta, será el segundo coupé de Ford revivido como un SUV. El primero fue el Puma en 2019.

Cabe destacar que tanto el Capri como el Explorer eléctrico (por eso se lo mencionó antes) están basados en la plataforma MEB de Volkswagen, la cual nació de la colaboración entre ambos fabricantes. Esta asociación comenzó con el desarrollo de la nueva pick up Ranger y Volkswagen Amarok, respectivamente.

De todos modos, todavía es incierto si la asociación continuará con la próxima generación de la plataforma SSP de VW. Es un hecho que dependerá de la performance de ventas y, en este sentido, el nuevo Capri desempeñará un rol clave.

Asimismo, desde la marca no han precisado detalles respecto a las dimensiones y características técnicas y de rendimiento del nuevo carro. Una vez que lo haga se podrá determinar si se trata, o no, de un ID.4 o 5, pero de Ford.

Nuevo SUV de Ford, camuflado

¿Se venderá en los Estados Unidos?

A diferencia del Ford Capri de antaño, que arribó a los Estados Unidos como el Mercury, es probable que la supuesta versión eléctrica revivida no tenga el mismo destino. Esto se debe a que, a pesar de su popularidad en Europa, donde vendió 1.8 millones de unidades a través de tres generaciones desde 1968 hasta 1986, el nombre carece de mucho peso en la población.

Además, si deseas un crossover o SUV construido sobre la misma plataforma MEB, Volkswagen ofrece actualmente en USA el ID.4. Al mismo tiempo, posee un homólogo coupé llamado ID.5 que ni siquiera está disponible para los estadounidenses. 

Así podría ser el nuevo Ford Capri

SUV, la gran prioridad

La estrategia de Ford no es casual. Los SUV tanto compactos como medianos e incluso más sofisticados ostentan la mayor demanda a nivel mundial. Por este motivo, revivir de algún modo un mítico modelo en Europa parece una decisión acertada. Mientras tanto, se cree que está desarrollando un crossover eléctrico del tamaño del Escape con un interior del tamaño del Explorer de Estados Unidos.

Por otra parte, sorprendería que el nuevo Capri sea 100% eléctrico si se lo piensa para América del Norte. Allí, cabe recordar, se sigue priorizando la combustión. Incluso modelos especiales como el Mustang continúan hasta con altos cilindrajes y sin acompañamiento de turbo o de un motor eléctrico.