El Volkswagen Golf cumple 50 años: ¿Por qué es uno de los más míticos?

El Volkswagen Golf ha sido un ícono en el mundo del automóvil desde su debut hace medio siglo. Así, su 50° aniversario implica un momento más que adecuado para exhibir sus cualidades más destacadas y por qué y cómo llegó hasta aquí.

Desde su introducción en 1974 en Wolfsburg, Alemania, el Golf ha sido más que un simple vehículo y mucho más que una opción más para el segmento C o mediano, donde ha competido a lo largo de los años con rivales calientes como el Ford Focus, Peugeot 308, Chevrolet Cruze, Renault Fluence, etc. Ha sido siempre un verdadero símbolo de la innovación y adaptabilidad y ha vendido un total 37 millones de unidades en todo el mundo.

50° aniversario del Volkswagen Golf: la historia de un grande

Lo que comenzó como el sucesor del legendario Beetle, pronto se convirtió en un fenómeno por sí mismo. El Golf ha sido el vehículo europeo más exitoso de todos los tiempos, con más de 2000 personas eligiendo llevar a casa uno nuevo cada día durante las últimas cinco décadas.

La clave del éxito del Golf radica en su versatilidad. A lo largo de sus ocho generaciones, este hatchback fue evolucionando para satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores de todo el mundo. Desde la introducción del icónico GTI en 1976 que definió incluso el segmento de los autos deportivos compactos hasta la expansión de la línea con variantes como el Golf Cabriolet y el Varian. La firma alemana supo cumplir siempre con las expectativas tanto de personas jóvenes como adultas y de familias.

Más allá de lo descrito, el Golf ha mantenido una característica distintiva que lo ha convertido en un favorito entre los conductores: su capacidad para evolucionar sin perder su esencia. A través de innumerables avances tecnológicos y cambios en el diseño, fue siempre fiel a sus raíces. 

Similar es lo que sucedió con las opciones mecánicas del vehículo. Por un lado, funcionó con un 1.6lts básico y con prestaciones modestas para hoy en día. Por otro, el 2.0 TSI de 310 CV para la versión más deportiva.

8 generaciones para una leyenda que aún continúa

En línea con todo lo descrito hasta el momento, el Volkswagen Golf ha emprendido un camino impresionante a lo largo de sus ocho generaciones. Y cada una, lejos de pasar inadvertido, estuvo marcada por innovaciones revolucionarias y cualidades que han llevado al icónico hatchback a lo más alto de la industria automotriz.

MK1, el inicio de una leyenda

La primera generación del Golf irrumpió con un impacto inigualable. Fruto de la colaboración entre Volkswagen Design y el renombrado Giorgio Giugiaro, introdujo al mundo un segmento completamente nuevo. Incluyó al GTI y al Cabriolet para -de alguna manera- establecer las bases de una saga legendaria, con 6.9 millones de unidades entregadas.

MKII, el salto evolutivo

Surgida en 1983, representó un salto evolutivo significativo. Conservando el espíritu de su predecesor, incorporó avances tecnológicos como el catalizador de gases y los frenos con ABS. De esta forma, variantes como el Golf G60 y el Rally G60 demostraron la capacidad de innovación de la compañía alemana, con 6.3 millones de ejemplares comercializados.

MKIII, una era de seguridad

La tercera generación llegó en los ‘90 con un enfoque renovado en la seguridad. Equipado con bolsas de aire y refuerzos estructurales, se destacó por su alto nivel de protección al conductor y pasajeros. En este sentido, la introducción del motor VR6 de seis cilindros fue otro hito importante, con más de 4 millones de unidades producidas.

MKIV, avances en seguridad electrónica

Este Volkswagen Golf se encargó de elevar aún más el listón en términos de seguridad. La incorporación del ESP marcó un punto de inflexión en la industria, mientras que el lanzamiento del R32 puso en evidencia el compromiso de la marca con la innovación tecnológica. Con casi 5 millones de unidades producidas, dejó una marca indeleble en la historia del hatchback.

MKV, innovación y variedad de motores

La quinta fue una de las más especiales de este modelo. ¿Por qué? Básicamente, porque fue testigo de importantes avances tecnológicos y de una mayor variedad de motores. Por ello se la considera responsable del éxito que ostenta en la actualidad. Incluía tanto cilindradas más grandes para prestaciones superiores como importantes optimizaciones con el fin de emanar mayor eficiencia.

Cabe destacar que la edición especial GTI W12 650 del Golf introdujo el denominado motor TFSI. Así, el hatch mediano se convertía también en un deportivo para amantes de la velocidad y la aventura.

MKVI, la generación que lideró la seguridad y manejo

La sexta generación del Volkswagen Golf continuó liderando en seguridad y manejo, ya que obtuvo una calificación de 5 estrellas NCAP. Con una actualización del propulsor 2.0 TSI, el R y el GTI se destacaron como los modelos más potentes de la gama. Esta generación, además, fue reconocida como el Auto Mundial del Año en 2009, con cerca de cuatro millones de unidades producidas.

MKVII, la nueva era de tecnología

Estableció el comienzo de una nueva era de tecnología con la introducción de la arquitectura modular MQB, la plataforma que equipa actualmente tanto al Golf como a otros modelos incluso más sofisticados como la Tiguan y otros más sencillos como la T-Cross. Asimismo, la llegada de variantes electrificadas como el e-Golf y el GTE demostró el compromiso de Volkswagen con la movilidad sostenible.

MKVIII, innovación sin límites

Con la octava generación del Golf, la compañía con sede en Wolfsburg ha llevado la innovación tecnológica a nuevas alturas. Esto se debe a que sumó desde una mayor conectividad hasta una seguridad mejorada, con múltiples accesorios que posibilitan cumplir con los estándares más exigentes.

No obstante, hay que decir que este modelo atraviesa un momento particular, ya que pertenece a un segmento que se encuentra en decadencia como consecuencia del crecimiento de los Sport Utility Vehicle (SUV). Por este motivo, el mediano de cinco puertas de Volkswagen cuenta cada vez con menos competidores.

En este contexto, el próximo paso (aún no está confirmado que lo hará) es ofrecerse únicamente en versiones eléctricas. Todo indica que, de no ser así, continuará evolucionando para adaptarse a los requerimientos actuales y, claro está, lo que el público exige.